Termina otro año

El 2008 está finalizando. ¡Qué año movido!. Cuántas cosas se hicieron, cuántas ocurrieron, cuántas empezaron para bien o para mal. Será recordado como el año de la «crisis», pero para mí será el año que recordaré por todo lo que he mejorado y cambiado en mi vida.
¿Qué es un fin de año?. Sólo la excusa para reunirnos, para suspirar por lo que nos pasó, por lo que hicimos y dejamos de hacer.

Pero en realidad nada va a cambiar. El tiempo es continuo, no hay puntos y aparte, no hay barreras, sólo la infinita paciencia de seguir sin descanso.

Nosotros, como humanos que vivimos apenas unas micronésimas de segundo en la historia del Universo, queremos ver todo en etapas. En ciclos de empieza-termina, principio-fin. Necesitamos eso. Nos gusta. Y sí, es un placer tener un pretexto para, por ejemplo, escribir un artículo nuevo, o reunirnos con nuestros amigos, o aprovechar el nuevo comienzo para generar una pila nueva de optimismo, o proponerse una serie de nuevos objetivos a cumplir durante los próximos 365 días.

Y a esto quería llegar: ¿qué mejor momento que terminar el año agradeciendo lo que se nos ha ofrecido, lo que hemos obtenido, hecho, o aprendido?. ¿Qué mejor momento que comenzar el nuevo período soñando con un listado de objetivos a lograr?.

Por mi parte, ya tengo mi listado de agradecimientos listo para mañana 31. Y también mi listado de objetivos para 2009.

Será muy hermoso pensar el año nuevo como una serie de pasos a cumplir para llegar cada vez un poco más alto -desde el punto de vista que cada uno desee para su vida-.

Y será maravilloso nuevamente agradecer todo lo que recibimos y obtuvimos, tanto bueno como malo, ya que cada evento es necesario para el complejo camino que es nuestra existencia en este mundo.

¿Cuáles son tus agradecimientos? ¿Cuáles tus metas?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ocho × = 32