Querido hijo mío

Hace algunos años, mi hijo tomó la Primera Comunión. Si bien no soy católico practicante, por esas cosas de la vida él terminó yendo a un colegio religioso. En esa ocasión, le entregué una carta que transcribo aquí. Quizá sirva de inspiración a otros padres, quizá sirva de inspiración a otros hijos.

La vida está llena de sorpresas. Unas son lindas, y otras desagradables.

Vas a encontrarte con problemas, unos más difíciles, otros más fáciles.

Sin embargo, lo importante no es resolver los problemas: lo importante es cómo los encaras, si con amor, y paciencia, aprendiendo de ellos, o con enojos y rabietas dándote golpes. Lo importante no es vivir las sorpresas: lo importante es disfrutarlas teniendo tu corazón lleno de amor: ello te permitirá vivir las lindas sorpresas disfrutándolas mucho más, y pasar las desagradables mucho más fácilmente.

También vas a ver que la mayoría del tiempo, la vida es muy linda si la disfrutas con amor. Vive la vida de manera que tu corazón esté cada día más lleno e amor, y más vacío de cualquier sentimiento malo. Ello te hará muy feliz, y hará muy feliz a las personas que te rodean, familiares, y amigos. Recuerda cada segundo de tu vida que la respuesta siempre es el amor. El amor, puro, sin ninguna mancha, el amor por personas, animales y cosas. El amor como único sentimiento que puede habitar tu corazoncito de niño hoy, y de adulto mañana.

Recuerda siempre que la Comunión -la que en pocos días vas a tomar por primera vez- es el símbolo de uno de los actos de amor más inmensos de que se tenga noticia: Cristo da su vida por amor a nosotros, para que entendamos que Dios es amor, y que sólo a través de llenar nuestro corazón de amor podremos reunirnos con Dios. Porque el verdadero amor es siempre entregar, sin esperar recibir nada a cambio.

Al tomar la Comunión, estarás ayudando aún más a que tu corazón se libere de los malos sentimientos y quede aún más repleto de amor, el verdadero amor que hace cualquier cosa posible.

Te amo, hijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 6 = diez